• Diana Otero

Made in Puerto Rico


Llevamos meses escuchando la frase “quédate en casa” y como si fuese un regaño o una orden nos encerramos molestos, desesperados y con un poco de claustrofobia. Se cancelan vuelos, planes, viajes y vacaciones. Sentimos que se cancelaron los sueños. Un par de meses sin salir de las cuatro paredes sirvieron para darnos cuenta que Puerto Rico solito ya es un mundo. Que para respirar y relajarnos no había que montarse en un avión. Que para escapar de la rutina no tenemos que comprar un pasaje. Que para cambiar de ambiente solo tenemos que montarnos en el carro y guiar menos de media hora. Tenemos todo y más.


Viajar y conocer otras culturas es una de mis grandes pasiones, pero esta vez quiero devorarme a Puerto Rico. Quiero conocer cada rinconcito. Probar, lanzarme, escalar, brincar y dar el chapuzón que por dar por sentado lo nuestro nunca había hecho. Cuando me preguntan de dónde soy siempre digo orgullosa "Puerto Rico". Es normal que a veces no sepan ni siquiera dónde queda esta islita. Pero no me molesta. Al contrario, me dan paso para continuar hablando de todo lo que este pedazo 100 x 35 tiene para ofrecer.


Estas son 5 razones por las que felizmente digo que soy Made in Puerto Rico:

la Naturaleza

“Déjame contar con ambas manos porque una no me da.” Eso es lo que pienso cuando empiezo a hablar de la naturaleza de Puerto Rico. Playas, ríos, bosques, lagos, lagunas, cascadas, montañas, cuevas…seguro se me queda algo. Pero sí. Por ahí se empieza diciendo cuán bonito es Puerto Rico.


la Comida

Lo rico de ser una mezcla de culturas es que la comida también es una mezcla. En un mismo plato puede haber influencia de los taínos, españoles, africanos y al final resulta en el menjunje criollo que no es otra cosa que un manjar de los dioses. Si la barriga está llena, el corazón está contento. Por eso dicen que somos unos de los países más felices del mundo. Y si el amor entra por la cocina, en Puerto Rico no tiene otra salida.

la Cultura

Historia, datos asombrosos, artistas mundiales en todos los campos de las artes, deportes, etcétera. No soy una historiadora, pero con mencionar dos o tres nombres ya nos vamos ubicando el mapa. Desde Francisco Oller, de quien hay pinturas hasta en el Museo del Louvre, hasta Ricky Martin, que no hay lugar en este mundo que no haya escuchado un poco de él.

la Música

No tengo preferencia ni exigencia, pues en la música, como en la comida, hay de todo un poco. Desde la bomba y plena, hasta la salsa y el reggaeton. El patrimonio musical puertorriqueño tiene nombres tan grandes como su ritmo.


Ya en este punto la persona está entrando a comprar un pasaje para visitarnos. Sin embargo, aún no termino. Déjame darle una última razón para que no olvide traer su cámara.

Colores

Por alguna razón, siempre que viajo me fijo en la paleta de colores de los lugares. Casi siempre predominan un par de colores. Cuando pienso en Puerto Rico no logro escoger solo algunos, pues hay una paleta completa. Basta con caminar unas cuantas calles de Viejo San Juan para saberlo. Si lo que faltaba era una razón para hacer fotos lindas, aquí ya se la di.


Esta publicación es una colaboración con @valija. Valija es una marca fundada por dos mujeres puertorriqueñas, de espíritu libre y estilo de vida bohemio. Inspiradas por piezas que recolectaban en sus viajes decidieron abrir su primera tienda en Puerto Rico y hoy día cuentan también con tienda en Miami y online. Las #ValijaGirls son mujeres que aman viajar, la aventura, la comodidad y lo chic, hacen balance entre el trabajo y su libertad, y su estilo inspira las interminables noches de verano en el trópico. La ropa que uso en todas las fotos es de @valija.


413 views0 comments

Recent Posts

See All

JAYUYA