• Diana Otero

PRAGA


Para muchos viajeros esta es la ciudad más hermosa de Europa. Puede que tengan razón. La realidad es que en Praga, la capital de República Checa, todo parece sacado de un libro de ficción. Le llaman la "Ciudad de Oro" porque la piedra con la que están hechos los edificios brilla amarillo cuando le da el sol, haciéndolos parecer oro. Y es que allí todo es una joya. Desde las estructuras que parecen parte de cuentos fantásticos hasta la amabilidad de su gente.


Para comenzar puede uno pasear por el Charles Bridge, que es el puente más viejo de Praga. Fácilmente te remonta a la época medieval y cruzarlo es una de las atracciones principales de visitar Praga. De día está lleno de artistas callejeros y de noche es un espectáculo de luces. A cualquier hora del día es bueno ir a verlo, pero el atardecer fue nuestro momento favorito.



Otra atracción es el Reloj Astronómico. Es el reloj medieval más famoso del mundo y cientos de turistas se paran frente al edificio del ayuntamiento donde está localizado para escucharlo sonar a cada hora en punto. Contiene elementos simbólicos como los Apóstoles y el zodiaco.

Para quienes les interesa el tema del Holocausto, visitar el barrio judío Josefov puede resultarle impresionante. El barrio se compone de seis sinagogas, las cuales la mayoría son ahora museos donde puedes ver desde las vestimentas hasta los dibujos y poemas que escribían los niños judíos durante el tiempo en que eran perseguidos.


En el barrio está el cementerio judío que por más de 300 años fue el lugar donde único se podían enterrar a los judíos. A pesar de que hay un poco más de 12 mil lápidas, se estima que hay más 100 mil cuerpos enterrados.


El Castillo de Praga es el más grande del mundo. Diferente a lo que uno espera de un castillo, realmente este es casi un pueblito compuesto de palacios y calles. Algunas de las atracciones del Castillo son el Callejón de Oro, donde está la casa donde vivió el famoso Frank Kafka, y la Catedral de San Vito. La Plaza de la Ciudad Vieja y las tiendas de marionetas son otras cosas que no pueden pasar por alto al visitar Praga.


Hay mucho más para ver, hacer y probar. Un par de días no son suficientes para experimentar todo lo que tiene para ofrecer. Pero si hay una ciudad europea llena de historia, hermosas calles, gente amable y buena comida, esa es Praga.

11 views0 comments

Recent Posts

See All

LISBOA

MONTREAL

VENECIA