• Diana Otero

SEVILLA


Siempre decimos que hay dos tipos de personas: los que les gusta Madrid y los que les gusta Barcelona. Pero, ¿cómo es la gente que prefiere Sevilla? Pues muy "majos". Así nos los describió una señora en una tienda de Madrid cuando le comentamos que nuestra próxima parada sería dicha ciudad andaluza. Y para conocerlos y entender bien lo de "majos", Sevilla nos recibió en grande.


Llegamos una tarde, así que decidimos descansar para estar listos para el siguiente día recorrer la ciudad. De repente escuchamos personas gritando desde la calle. Cuando nos asomamos por la ventana del cuarto, era que la selección de futbol de Barcelona estaba entrando al hotel donde nos estábamos quedando porque jugaban con el equipo sevillano al siguiente día.


La estadía iba bien. En ese momento se puso mejor. Aunque no somos fans del futbol, compramos boletos para el partido y hasta nos cruzamos con unos cuantos jugadores en el lobby del hotel. En el partido disfrutamos más del público que del juego. En el Estadio Rafael Sánchez-Pizjuán no cabía un alma. La pasión por este deporte es digna de pagar cualquier precio por un asiento.


Ya habiendo superado la emoción y adrenalina del partido nos fuimos a conocer la ciudad. El Metropol Parasol es la estructura de madera más grande del mundo y le dicen "el mushroom" por su forma. Su construcción se completó en el 2011, así que es relativamente nuevo. Desde arriba se puede observar una hermosa vista de la ciudad. Para comer una buena opción es el Mercado Lonja del Barranco. Con el ya conocido concepto de mercado europeo allí hay desde tapas hasta café.


Otras atracciones importantes de Sevilla son la Plaza de España, el Real Alcázar, el Museo de Bellas Artes, el puente Isabel II y la Catedral de Sevilla, entre muchas otras estructuras y lugares importantes.



Pero ahora bien, luego de recorrida la ciudad y conocer a su gente, descubrimos cómo son las personas que prefieren Sevilla. ¡Son muy majos!

5 views0 comments

Recent Posts

See All

LISBOA

MONTREAL

VENECIA